Saltar al contenido
Contornos

Como aplicar contorno en crema

Para darle a nuestro rostro una terminación impecable a la hora de maquillarnos lo primero que debemos hacer es aplicarnos un paimer o primer maquillaje, esto no es mas que una pre base, que permitirá que nuestro maquillaje dure mas tiempo y acondiciona y prepara nuestra piel para el momento en que apliquemos los contornos y demás productos de maquillaje.

Además de nuestra paleta de contornos utilizaremos un pincel para aplicar y tres (3) esponjas para difuminar. Escogeremos de nuestra paleta cuatro (4) colores: claro, medio, cocoa claro y cocoa oscuro. Debemos empezar con el más claro, aplicándolo con el pincel debajo de los ojos, en forma de triangulo invertido, esparciéndolo ligeramente hasta la parte de la cien.

contornos

Este mismo tono lo aplicamos en forma de un triángulo invertido en la parte central de la frente, cubrimos con él por completo el mentón, en la nariz, hacemos una rayita en la parte del tabique y un punto en el inicio de la nariz.

El segundo tono (medio) con ayuda del pincel lo aplicamos en la zona de la mandíbula, el cocoa claro lo aplicaremos en los laterales de la nariz y en la parte de debajo de la punta, luego aplicaremos el cocoa mas oscuro en la parte lateral del rostro, es decir encima del color medio que pusimos en la mandíbula y debajo del color claro que pusimos en forma de triangulo invertido debajo de los ojos hasta la cien, también hacemos con el cocoa oscuro un medio circulo para rodear la parte del mentón.

Por último, aplicamos el cocoa oscuro en los laterales de la frente en forma de dos pequeños triángulos invertidos y en la parte superior.

Como difuminar

Luego de haber aplicado todos los tonos, procedemos a difuminar lo cual es un proceso lento, pero debemos tener paciencia para obtener excelentes resultados. Utilizaremos una esponja distinta para cada tono, para el área de debajo de los ojos lo ideal es utilizar una esponjita que tenga forma de triángulo o pico.

Difuminamos lentamente, cada tono con su esponja y tomando en cuenta el retocar las zonas ya realizadas para lograr un difuminado perfecto y una excelente combinación de tonalidades.

Para finalizar y obtener un acabado perfecto, luego de difuminar procedemos a matizar y sellar nuestro rostro utilizando un polvo traslucido aplicándolo con una brocha gruesa.